BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

9 de Julio de 1816: ¡Día de la Independencia!

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

Argentina es un país independiente gracias a hombres y mujeres que lucharon por el sueño de la Libertad.

 

En 1810, por las calles porteñas se conocía la noticia de que el rey de España estaba preso en manos de Napoleón Bonaparte. Este acontecimiento les permitió pensar a los criollos que era el momento indicado para dejar de depender de la Corona española y, por ello, solicitaron un Cabildo Abierto para decidir el futuro de los habitantes de Virreinato del Río de la Plata. En medio de acaloradas discusiones se comenzaba a decidir cómo organizarse en un país independiente.

 

 

Desde que se produjo la Revolución de Mayo (1810) se comenzó a discutir acerca de cuándo sería conveniente declarar la independencia, aunque las opiniones eran encontradas. Algunos, como Mariano Moreno, consideraban que era importante llegar a la independencia para afrontar, lo antes posible, los cambios económicos y sociales que habían comenzado con el Primer Gobierno Patrio. Saavedra y sus seguidores sostenían que el camino debía ser lento para modificar lo menos posible el orden económico y social que había generado ser una colonia española. Estas discusiones siguieron hasta 1813.

 

La Asamblea de 1813

 

 

Un representante de cada provincia asistió a esta importante reunión en la que se decidió eliminar la mención al rey de España de todos los documentos oficiales para declararnos una nación soberana. Esto permitiría a los criollos revolucionarios actuar como un país independiente pero, aún, sin declarar la independencia. También se tomaron grandes decisiones en torno de los derechos individuales, la libertad de expresión, la abolición de la tortura y la esclavitud. Se creó un poder ejecutivo, el Directorio, y más adelante, el Triunvirato.

 

Un sueño a punto de concretarse

 

Cuando el rey volvió a su cargo monárquico quiso recuperar sus colonias en América. Esta noticia generó un gran revuelo entre los criollos revolucionarios provocando que, de modo urgente, se convocara un congreso con el objetivo de declarar, definitivamente la independencia de España y redactar una constitución.

 

 

Las sesiones comenzaron el 24 de marzo de 1816. Una de las decisiones fue nombrar a Juan Martín de Pueyrredón como Director Supremo. La insistencia de Belgrano y San Martín por tratar el tema de la independencia se concretó definitivamente en la sesión del 9 de julio. La reunión fue presidida por Francisco Narciso de Laprida, quien les preguntó a los diputados si querían que las provincias de la Unión fuesen una nación libre e independiente de los reyes de España. Todos dieron el sí y así fue como un día dejamos de ser colonia para empezar a ser, de verdad, libres.

 

Congresales que asistieron a Tucumán

 

 

Alto Perú. Felipe Antonio de Iriarte y Jaime Zidañez.

Buenos Aires. Antonio Sáenz, Cayetano José Rodríguez, Juan José Paso, Pedro Medrano, José Darregueira, Esteban Agustín Gascón y Tomás Manuel de Anchorena.

Catamarca. Miguel Antonio Acevedo, José Eusebio Colombres y José Antonio Olmos de Aguilera.

Charcas. Mariano Sánchez de Loria, José Severo Malabia y José María Serrano.

Cochabamba. Pedro Ignacio Rivera y Pedro Buenaventura Carrasco.

Córdoba. Jerónimo Salguero, Eduardo Pérez de Bulnes, José Antonio Cabrera y Miguel Calixto del Corro.

Jujuy. Teodoro Sánchez de Bustamante.

La Rioja. Pedro Ignacio Castro Barros.

Mendoza. Tomás Godoy Cruz y Juan Agustín Maza.

Potosí. José Andrés Pacheco de Melo.

Salta. José Ignacio Gorriti y Mariano Boedo.

San Juan. Justo Santa María de Oro y Francisco Narciso de Laprida.

San Luis. Juan Martín de Pueyrredón.

Santiago del Estero. Pedro León Gallo y Pedro Francisco de Uriarte.

Tucumán. Pedro José Miguel Araoz y José Ignacio Thames.

 

¡Viva la Independencia!

 

El 10 de julio, el General Manuel Belgrano le pidió al General Lamadrid que organizara un gran baile, que se realizó en el patio de la misma casa del Congreso. Al festejo asistieron todas las señoras de los congresistas y vecinos importantes de Tucumán. También, las familias emigradas de Salta, Jujuy y de los pueblos que hoy forman la República de Bolivia.

 

Cinco cosas que no sabías de la Casa de Tucumán

 

Su edificación, a través del tiempo

 

 

Fue construida en el siglo XVIII y alquilada por el Estado para que sesionara el Congreso. En 1874 fue adquirida en ruinas por el Estado y en 1875 su frente barroco fue reemplazado por uno clasicista. En 1904 se demolió el edificio excepto el Salón Histórico donde se realizó la jura, que se conservó dentro de un templete. La reconstrucción se hizo en 1943 bajo la dirección del arquitecto Mario Buschiazzo y, en 1993, se restauraron los techos de tejas coloniales asentadas en barro.

 

El color de sus puertas

 

 

En 1996, como resultado de estudios que se realizaron, se comprobó que las puertas habían sido azules en 1816 y se recuperó ese color, que se mantiene desde entonces.

 

La casa no fue prestada para el Congreso

 

La tradición y algunos autores sostuvieron, durante mucho tiempo, que la casa había sido prestada por su dueña, Francisca Bazán de Laguna, para que sesionara en ella el Congreso de 1816. También se dijo que los muebles y otros enseres necesarios para las deliberaciones habían sido cedidos por las familias notables de la sociedad tucumana. En 1972, el historiador Ramón Leoni Pinto demostró que ambas afirmaciones no eran ciertas probando, con documentos del Archivo Histórico de Tucumán que, en 1815, el Estado provincial refaccionó y alquiló la Casa para que funcionaran en ella la Caja, la Aduana principal y sus Almacenes, a 25 pesos por mes.

 

Visitas oficiales

 

El presidente Mauricio Macri en su visita a la Casa de Tucumán para conmemorar el Bicentenario de la Independencia (2016).

 

Sólo visitaron oficialmente la Casa de la Independencia siete presidentes democráticos en ejercicio: Nicolás Avellaneda, Juan Domingo Perón, Carlos Menem, Fernando De la Rúa, Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Mauricio Macri. Otros, como Raúl Alfonsín, lo hicieron, pero no durante su mandato.

 

¿Dónde se ubica?

 

En la época de la Declaración de la Independencia, la calle en donde se encontraba la casa se denominaba "Calle del Rey". Desde el mismo día de la proclamación comenzó a llamarse "Del Congreso" o calle "Congreso de Tucumán", nombre que mantiene hasta hoy.

02 de julio del 2017
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook
Dejá tu opinión
¿Te divertís con las aventuras de HistoTin?