BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

Circuitos productivos de Argentina

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

Para convertir las materias primas en productos elaborados es necesaria la intervención de muchas personas que realizan distintas tareas. Esta cadena de actividades recibe el nombre de circuito productivo, que está compuesto por diferentes etapas.

 

Un circuito productivo es la combinación de distintas actividades que son necesarias para realizar un bien determinado y tiene tres eslabones o etapas:

 

 

Eslabón primario o agrícola. Es aquel en el que se obtiene las materias primas (las forman los materiales que son extraídos de la naturaleza y que, luego, son llevados a una fábrica para ser transformados en un producto de consumo).

Eslabón secundario o industrial. Se transforman las materias primas en un producto, para ser directamente consumido o bien para ser materia prima de otro producto.

Eslabón terciario o comercial. Es la distribución y venta del producto final. El circuito llega a su fin cuando el producto es consumido.

 

Los circuitos agroindustriales del área pampeana

 

Es la región más importante en la economía nacional. Con ella se afianzó la entrada de Argentina a los mercados internacionales a través de las exportaciones de carnes y cereales. Dentro de la producción que se desarrolla en esta región, se destacan la leche (y derivados lácteos), el trigo (harinas, galletitas, pastas frescas, etc.) y el girasol, maíz y soja para la elaboración de aceites.

 

La producción lechera

 

 

Las principales áreas lecheras del país producen especialmente leche fresca para consumo o para la industria (subproductos como leche descremada, cremas, quesos, mantecas, helados, dulce de leche y productos como yogur).

 

Harina de trigo

 

 

Nuestro país se encuentra en el quinto lugar de la producción mundial de trigo, lo que refleja la gran importancia esta actividad en el conjunto de la economía nacional.

 

El circuito de la carne

 

 

Argentina es el principal y uno de los mayores productores de carne del mundo. Esta actividad ha contribuido a nuestro desarrollo local y a la inserción en los mercados internacionales. Los distintos cortes de carne se comercializan en el mercado interno y en el externo, pero también se utilizan como insumo para la elaboración de subproductos como grasas purificadas, pasta de hígado, extractos de carne o cueros para marroquinería, entre otros.

 

Los circuitos agroindustriales del área extrapampeana

 

Además de la región pampeana, el resto de regiones de nuestro país se caracteriza por haber desarrollado determinados productos y muchas de ellas han logrado una importante especialización incorporando tecnología e ingresando al mercado internacional. Estos productos son importantísimos en la economía de algunas provincias. Sin embargo, también hay problemáticas ligadas a su circuito productivo y a su crecimiento.

 

De las uvas al vino

 

 

El cultivo de la uva es muy delicado debido a que es un fruto muy frágil. Por eso es necesario cuidarla de las heladas y el granizo. Esta etapa termina con la vendimia y la transformación de la uva en vino se hace en las bodegas. Mendoza concentra casi el 70 % de la producción vitivinícola del país. Le siguen San Juan, La Rioja, Catamarca, Salta, Río Negro y Neuquén.

 

El circuito olivícola

 

 

La producción del olivo se concentra en Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza. De esta actividad puede obtenerse aceite de oliva (se concentra en Catamarca, Mendoza, La Rioja y San Juan) o aceitunas de mesa (Mendoza y La Rioja).

 

La producción de azúcar de caña

 

 

Si bien la provincia con mayor producción es Tucumán, tanto el rendimiento de azúcar por hectárea como la relación producción/ingenio favorecen claramente a Salta y Jujuy, donde no solo existen ingenios de dimensión sino también grandes productores primarios que utilizan modernas tecnologías en la actividad que les permiten obtener mayores rendimientos por hectárea cultivada y, en consecuencia, un mayor poder en el control de los precios del producto.

 

El circuito algodonero

 

 

Es un cultivo que se da en Santa Fe y Chaco y se utiliza como materia prima en la industria textil. El primer paso, luego de la cosecha, es el desmote (obtención de las fibras). En la región algodonera existen, aproximadamente, 160 equipos de desmote, de los cuales el 60 % está situado en Chaco. En cuanto a las empresas textiles se encuentran, sobre todo, en la provincia de Buenos Aires y especialmente en la Ciudad de Buenos Aires.

 

Circuito de la yerba mate

 

 

Se concentra en Misiones y en el norte de Corrientes. Las zonas yerberas están llenas de pequeños productores que venden su cosecha a los acopiadores, quienes las distribuyen en las industrias, donde se separan las hojas del tallo, luego se las seca y se las muele y finalmente se las empaqueta. Luego, el producto es distribuido.

 

Los frutales del Alto Valle

 

 

El Alto Valle de Neuquén y Río Negro es una región frutícola intensiva, productora de frutas de pepita (peras y manzanas) y frutales de carozo y uva, con industrias asociadas de conservación de frutas en fresco, producción de jugos de frutas y vinos.

29 de octubre del 2017
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook