BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

Fenómenos naturales únicos: ¡Un espectáculo imponente!

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

Nuestro planeta nos sorprende con sus maravillas. Conocé diez fenómenos que solo se producen en una determinada zona o en cierta época del año y que vale la pena contemplar.

 

Luces del cielo

 

 

El cielo sobre el río Catatumbo y el sur del lago Maracaibo se ilumina con un show de relámpagos único en el mundo. Conocido como “El relámpago del Catatumbo”, el fenómeno es el primer generador de electricidad de origen tormentoso del planeta y un gran regenerador de la capa de ozono, con un promedio de 28 descargas eléctricas por minuto durante siete horas diarias unos 140 días al año.

 

Danzas de colores

 

 

Las auroras boreales son fenómenos lumínicos producidos en la ionósfera por proyecciones de viento solar que chocan con los polos de la magnetósfera terrestre. El resultado es una hipnótica danza de luces de colores en el cielo que se puede ver más allá del Círculo Polar Ártico de octubre a marzo, en Alaska, Canadá, Groenlandia, o el norte de Escandinavia, Rusia y el norte de Suecia.

 

La gloria matutina

 

 

Se produce en distintos lugares, pero en ninguno de manera tan impresionante como en el golfo de Carpentaria, en el norte de Queensland, Australia. Entre setiembre y octubre, en la madrugada, se puede observar la supernube más espectacular del mundo, una enorme formación tubular que puede alcanzar hasta 1000 kilómetros de largo y que se desplaza en forma de rollo, a la que llaman “morning glory” (gloria matutina), y se produce por el choque de masas de aire de distinta temperatura que, a su paso, moviliza grandes corrientes de aire.

 

¡Lluvia de peces!

 

 

Una creencia popular lo atribuye a un milagro de un sacerdote español, pero la ciencia tiene sus teorías. En la localidad de Yoro, Honduras, entre mayo y julio de cada año, luego de una tormenta fuerte, los pobladores encuentran cientos de peces de agua dulce en el suelo, aún vivos. Una explicación dice que una suerte de tornado los levanta y transporta en el aire para dejarlos caer allí. La otra, que vendrían por algún río subterráneo y, ante el incremento de las aguas, saldrían a la superficie por pequeños orificios.

 

¡Piedras que caminan!

 

 

El Valle de la Muerte, en California, es un desierto abrasador en el que las temperaturas superan los 50 grados y los vientos azotan. En esta gran planicie se destaca una serie de rocas de distintos tamaños que se mueven, dejando trazos en la tierra que dan al lugar el nombre de Racetrack Valley. Esto sucede porque, en invierno, las temperaturas llegan a varios grados bajo cero y, luego de una tormenta, el agua se congela rápidamente. Cuando el hielo se quiebra, flota sobre una película acuosa y, así, las rocas se desplazan.

 

¡Cataratas de hielo!

 

 

Cada tanto hay un invierno verdaderamente frío y las inmensas cataratas del Niágara, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, se congelan. Sucedió en 1848, en 1902, en 1911 y en 1936. Hoy parece más difícil con el calentamiento global, con el agregado de que, en 1964, en la boca del lago Erie se instaló una barrera para detener el hielo y se construyó, además, una represa. Sin embargo, en 2015, así como en 2010 y 2007, estas inmensas cascadas se congelaron casi totalmente, brindando un espectáculo inolvidable.

 

¡Aguas que brotan!

 

 

La palabra géiser deriva del vocablo islandés “geysir” y del verbo geysa, “emanar”. Geysir es el nombre de una terma en el Parque Haukadalur, en Islandia, que arroja aguas a alturas enormes, llegando a 122 metros. Muy cerca se encuentra el Strokkur, que erupciona, en promedio, cada 10 o 15 minutos. Existen unos mil géiseres en el mundo y, aunque los de Islandia son los más conocidos, se los puede apreciar, también, en el Parque Nacional Yellowstone, en Estados Unidos.

 

La gran migración

 

 

El espectáculo de un millón y medio de ñus de barba blanca, unas 350 mil gacelas, 200 mil cebras y más de 12 mil antílopes desplazándose en interminables columnas es impactante. Con ellos van los predadores como los leones, leopardos, hienas, cheetas, cocodrilos de ríos y más. Los animales se movilizan dos veces al año atravesando el inmenso parque nacional Serengeti. Entre julio y octubre van desde el centro y sur de Tanzania hacia el parque Maasai Mara, en Kenia, ofreciendo una inmejorable oportunidad para observarlos.

 

La pororoca

 

 

“Gran estruendo” es el significado de la palabra guaraní “pororoca”, que nombra un fenómeno único que consiste en una inmensa ola que ingresa en el río Amazonas corriente arriba con un sorprendente poder destructivo que arranca árboles e inunda grandes extensiones. Se produce por el encuentro del Amazonas con el océano y la acción de las mareas, que hacen que las aguas del mar penetren en las del río durante la pleamar. Por su duración es considerada la ola más grande del mundo.

 

La marea roja de Navidad

 

 

Sucede entre fines de noviembre y mediados de diciembre. El mar cercano a Sydney, en Australia, se torna completamente rojo. Habitualmente, la marea roja no dura más de una semana, y es causada por una alta concentración del alga noctiluca scintillans, también conocida como “chispa del mar”, que es bioluminiscente.

03 de diciembre del 2017
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook