BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

José de San Martín: Un padre como pocos

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

A través de la Ley Provincial Nº 5131 se estableció al 24 de agosto como "Día del Padre" en Mendoza, ya que ese día, pero de 1816, nació Mercedes Tomasa, su única hija, a quien educó y dedicó sus famosas máximas.

 

Matrimonio de Remedios de Escalada y José de San Martín (1812)

 

José de San Martín, desde 1814, junto con Remedios de Escalada, su esposa, habitaban la casa ubicada en calle Corrientes 343 de la Ciudad de Mendoza. El 24 de agosto de 1816 nació Mercedes Tomasa y sus padrinos fueron José Antonio Álvarez Condarco y Josefa Alvarez. Merceditas vivió en Mendoza pocos meses y unos días antes de iniciarse el Cruce de los Andes, partió con su madre hacia Buenos Aires y vivieron en la casa de José Escalada y Tomasa Quintana, los padres de Remedios.

 

Primer plano del General San Martín y su caballo blanco, hecho con impresora 3D, de la obra “Paisaje”, de la artista plástica Modesta Reboredo, que obtuvo mención del jurado en el concurso del Salón de Pintura Bicentenario de la Independencia Argentina (2016)

 

El 26 de febrero de 1817 el hermano de Remedios dio la noticia de la Batalla de Chacabuco en la que San Martín y su ejército habían vencido a los realistas y de que Chile ya era libre. En mayo, el Libertador estuvo con su esposa e hijas veinte días y siguió, luego, con su campaña. En 1818 compartieron juntos en la Chacra de Los Barriales el segundo año de vida de Merceditas. La salud de Remedios se agravó y debió retornar a Buenos Aires, mientras que San Martín prosiguió su campaña hacia el Perú.

 

Pintura de Juan Mauricio Rugendas de la Casa original del Libertador General José Francisco de San Martín en la Chacra de Los Barriales.

 

Un momento doloroso

 

Remedios de Escalada

 

Remedios murió el 3 de agosto de 1823 y Merceditas fue educada por sus abuelos y su tía María Eugenia. San Martín regresó a Buenos Aires, se reunió con su hija y, desde allí, viajaron a Europa, el 21 de febrero de 1824.

Para el Libertador, la educación de Merceditas era una de sus principales prioridades. Al llegar a Londres eligió para su hija el Hampstead College, donde se destacó en dibujo y música. Luego viajaron, un tiempo, a Bélgica y, finalmente, se radicaron en Francia.

 

Máximas para la vida

 

En 1825, San Martín escribió sus célebres máximas, un gran legado para su hija.

 

- Humanizar el carácter y hacerlo sensible aún con los insectos que nos perjudican.

 

- Inspirarla amor a la verdad y odio a la mentira.

 

- Inspirarla gran Confianza y Amistad pero uniendo el respeto.

 

- Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.

 

- Respeto sobre la propiedad ajena.

 

- Acostumbrarla a guardar un secreto.

 

- Inspirarla sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.

 

- Dulzura con los criados, pobres y viejos.

 

- Que hable poco y lo preciso.

 

- Acostumbrarla a estar formal en la mesa.

 

- Amor al aseo y desprecio al lujo.

 

- Inspirarla amor por la Patria y por la Libertad.

 

Máximas para Merceditas

 

Una rara epidemia con final feliz

 

A fines de marzo de 1832 se extendió en Francia la epidemia de una enfermedad que venía de Asia, llamada cólera-morbo. Mercedes y su padre partieron hacia una casa de campo en Montmorency, a unos 15 kilómetros al norte de París, pero ambos enfermaron. No existía un remedio efectivo y fueron asistidos por un joven amigo de la familia, llamado Mariano Balcarce, quien cumplía funciones diplomáticas en la capital del Reino Unido y se instaló para socorrerlos. Mercedes, con 16 años, se recuperó en poco tiempo, mientras que su padre estuvo más de siete meses para reponerse. Los jóvenes se enamoraron y el general aprobó aquel noviazgo.

 

Mercedes Tomasa de San Martín y Escalada

 

San Martín escribió a la madre de Mariano Balcarce: "La educación que Mercedes ha recibido bajo mi vista no ha tenido por objeto formar de ella lo que se llama una dama de gran tono, pero sí el de hacer una tierna madre y buena esposa; con esta base y las recomendaciones que adornan a su hijo de usted, podemos prometernos que estos jóvenes sean felices, que es a lo que aspiro".

En el otoño de 1832, Mercedes Tomasa de San Martín y Mariano Severo Balcarce Buchardo se casaron y tuvieron dos hijas: María Mercedes y Josefa Dominga.

 

El abuelo inmortal, obra de Ángel Eusebio Ibarra García, Buenos Aires

 

Mercedes Tomasa falleció en París, a los 59 años, el 28 de febrero de 1875. Su esposo murió en 1885 y su hija Josefa Dominga, en 1924. Hoy, sus restos, los de su esposo y los de su hija María Mercedes se encuentran en la Basílica de San Francisco de la Ciudad de Mendoza.

20 de agosto del 2017
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook