BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

16 de Octubre: Día Mundial de la Alimentación

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

Fue proclamado por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en 1979.

 

La alimentación es fundamental para la supervivencia humana. La comida es un rasgo que identifica a cada cultura y sirve como vínculo de unión entre las personas. La finalidad de este día es concientizar a los países del mundo sobre el problema alimentario mundial y consolidar la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza a partir de la solidaridad entre las naciones, considerando que la alimentación es necesaria para la supervivencia humana. Los países, los gobernantes, las empresas, la sociedad en general y cada una de las personas pueden tomar medidas para lograr menos hambre y una alimentación más saludable.

 

El comer y las emociones

 

 

Comer saludable no sólo es elegir alimentos nutritivos que nos hacen bien al cuerpo, sino que, también, es estar atentos a cómo nos sentimos al comer y cómo es el momento de la comida.

Los alimentos nos dan nutrientes para que el organismo funcione adecuadamente y las emociones y los entornos nos dan nutrientes que nos hacen sentir bien desde adentro.

 

 

Para aprender realmente a alimentarnos debemos saber que existen alimentos de muy buena calidad nutricional que tienen vitaminas, minerales, agua, proteínas, grasas buenas y necesarias y azúcares que nos dan energía para poder realizar adecuadamente todas las actividades físicas y mentales. A estos alimentos podemos comerlos diariamente y son los llamados “alimentos buenos”. Los encontramos en las frutas, verduras, carnes, leche, alimentos con semillas, porotos, cereales y preparaciones caseras, entre otros. Existe, además, otro grupo, los “alimentos especiales”, y son todos aquellos que tienen mucha cantidad de sal, azúcar y grasas y, por lo tanto, son de baja calidad nutricional como las gaseosas, los jugos, las galletas, los snacks, los helados y las golosinas. Consumirlos de manera muy frecuente o en grandes cantidades afecta nuestra salud. A estos alimentos los podemos comer en ocasiones especiales como cumpleaños, salidas o eventos. No son malos ni prohibidos pero son ocasionales y, si logramos ponerlos en el lugar adecuado, podremos disfrutarlos sin enfermar. ¿Te animás a practicarlo en casa?

 

Elegir lo que nos hace bien

 

 

Como saludable cuando conozco mis emociones y puedo llamarlas por su nombre porque, muchas veces, sin darnos cuenta, comemos cuando estamos tristes, enojados, alegres y hasta aburridos y elegimos alimentos especiales para sentirnos mejor. En realidad, aprender a buscar lo que realmente me hace bien en esos momentos es lo mejor que podemos hacer. Algunas personas, cuando se sienten tristes, llaman a alguien para hablar o salen a dar un paseo. Otras personas, cuando están enojadas, salen a caminar, respiran hondo, se dan una ducha y, otras, cuando están contentas se juntan con amigos o ven una película. Si solo comemos cuando nos sentimos tristes, enojados o aburridos, nos seguimos sintiendo mal y la comida deja de ser saludable. ¿Qué opción buscarías en cada emoción?

 

 

¿Sabías que comer en familia o en compañía es, realmente, un nutriente para el corazón? Cuando compartimos la mesa con otras personas y mientras comemos, charlamos , nos reímos, escuchamos música, armamos una linda mesa y nos ayudamos entre todos, nos sentimos mejor y podemos disfrutar no sólo de la comida sino, también, de las emociones y sensaciones positivas como la alegría, la paz, la calma que acompañan esos momentos, permitiéndonos crear recuerdos agradables que quedan grabados en nuestra memoria y nos permiten volver a repetir esas experiencias placenteras. Al sentirnos bien estamos más atentos a lo que nos pasa y nos damos cuenta, con mayor facilidad, cuando estamos llenos o cuando sentimos hambre. ¿Compartís estos momentos en familia?

 

Inteligencia alimentaria

 

 

Disfrutar los alimentos con todos nuestros sentidos es comer, también, de manera sana, porque de esta manera podemos percibir completamente lo que comemos y conocer sus aromas, texturas, sabores y sensaciones que nos producen al ingerirlos. Al poder estar atentos comemos más pausado, lento y más tranquilos.

Todas estas habilidades forman parte de la inteligencia alimentaria, es decir, la capacidad de aprender y adaptarse a lo que como y disfrutarlo, reconocer lo que necesito, si necesito comer, tomar agua o resolver alguna emoción y compartir el alimento para generar buenos vínculos y relaciones con el alimento, conmigo mismo y con los demás.

Todos podemos aprender, modificar, mejorar y transformar nuestra alimentación. Una alimentación saludable, además de tener todos los nutrientes necesarios para crecer y estar sanos, en cantidades adecuadas para cada persona y su actividad es realmente saludable cuando es rica, disfrutable, compartida, positiva, variada, consciente, organizada, creativa, flexible, con recuerdos y con historia.

 

¿Lo sabías?

 

 

- En muchos países, las personas no comen suficientes frutas y verduras. Comerlas en abundancia puede ayudar a prevenir muchas enfermedades como la diabetes y el cáncer.

- La mayoría de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad matan a más personas que el hambre.

- Al leer las etiquetas de los alimentos podés ver cuántas vitaminas, minerales, calorías y grasas tiene un producto. Recordá que las palabras “ligero” o “cero” no implican que un alimento sea saludable.

- Las legumbres como las lentejas, los garbanzos o las alubias son una buena fuente de proteínas, vitaminas y fibra, y son bajos en grasa y sal, se necesita poca agua para cultivarlas y hacen que nuestros suelos sean más sanos.

 

Para tener en cuenta

 

Cultivar, nutrir, preservar. Hoy solo nueve especies de plantas representan el 66 % de la producción agrícola total, a pesar del hecho de que existen, al menos, 30 mil plantas comestibles. Se necesita cultivar una variedad de alimentos para nutrir a las personas y preservar el planeta.

 

 

El Día Mundial de la Alimentación 2020 conmemora el 75º aniversario de la FAO en un momento excepcional. Es hora de mirar hacia el futuro que necesitamos construir juntos. Compartí tu acción por este día a través del hashatg #DíaMundialdelaAlimentación

 

 

 

 

 

 

 

 

Asesoramiento: Noelia Giorlando

Nutricionista Especialista en Nutrición Infanto – Juvenil

noeliagiorlando@gmail.com

10 de octubre del 2020
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas