BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

25 de Mayo de 1810: ¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

En Mayo de 1810, un grupo de criollos se movilizó con el propósito de asumir el gobierno que estaba a cargo del Virreinato del Río de la Plata, en el marco de un tiempo convulsionado que se vivía en América y Europa.

 

El proceso que se inició el 25 de Mayo de 1810 fue el punto de partida para alcanzar la independencia de España. Antes de esa fecha, las Invasiones Inglesas (1806-1807) mostraron la crisis del aparato colonial español en el Virreinato del Río de la Plata. Las guerras en Europa, las reformas borbónicas de la segunda mitad del siglo XVIII, la inquietud de la aristocracia española americana y el descontento de muchos criollos generaban preocupaciones.

 

Noticias inquietantes

 

Napoleón Bonaparte, Fernando VII y Baltasar Hidalgo de Cisneros

 

El 13 de mayo de 1810, los habitantes de Buenos Aires confirmaron los rumores de que la Junta Central de Sevilla, último bastión de la Corona española en pie, había caído en manos de los ejércitos de Napoleón Bonaparte. Inmediatamente, el virrey Cisneros advirtió que se crearía una nueva regencia americana en representación del rey Fernando VII y en defensa de la Corona, pero la Junta que lo había nombrado había desaparecido y los patriotas porteños creyeron que era momento de convocar a un Cabildo Abierto que discutiera los pasos por seguir. Los criollos apelaron al jefe del Regimiento de Patricios Cornelio Saavedra, quien apoyó la moción de que el Cabildo resolviera sobre la forma de gobierno más apropiada a las circunstancias.

 

Días de definiciones

 

El Cabildo Abierto del 22 de mayo de 1810 (óleo de Pedro Subercaseaux)

 

En las reuniones del 19 y 20 de mayo hubo encendidos intercambios de ideas. El 21 de mayo, una multitud encabezada por Domingo French y Antonio Luis Beruti se reunió para exigir un Cabildo Abierto y la renuncia del virrey. Saavedra logró calmar los ánimos y era un hecho la convocatoria para el día siguiente.

El 22 de mayo, el vecindario concurrió al Cabildo. La plaza estaba llena, mientras transcurrían las acaloradas discusiones sobre qué hacer tras la caída de la Junta de Sevilla en manos de los franceses. Había defensores que sostenían que los americanos debían obediencia a los españoles. Los criollos, representados por Juan José Castelli y Juan José Paso, exigían la conformación de juntas autóctonas porque consideraban que, desparecido el virrey, el poder había regresado al pueblo.

 

El triunfo de todos

 

El pueblo frente al Cabildo de Buenos Aires. 25 de Mayo de 1810 (óleo de Luis Sánchez de la Peña)

 

Se votó en la noche del 22 y el 23 por la mañana se realizó el conteo de votos. Triunfó, ampliamente, la opción de deponer al virrey y delegar el poder en el Cabildo. Sin embargo, ese mismo día, el Cabildo nombró una junta presidida por el virrey depuesto, algo que concretaría el 24 por la mañana y que resultaría inadmisible para los partidarios del cambio. La junta propuesta por el Cabildo se componía, además de Cisneros, por Cornelio Saavedra y Juan José Castelli, el párroco Juan Nepomuceno Solá y el comerciante José de los Santos Inchaurregui. De inmediato, hubo un descontento general. Castelli y Saavedra renunciaron a integrar esta junta y recomenzaron, así, las discusiones de los patriotas.

El 25 de mayo las protestas eran incontenibles y la misma multitud de días atrás ocupaba, nuevamente, la plaza. El movimiento patriota se había instalado cerca del Cabildo y los jefes militares ya no estaban del lado del virrey. Los cabildantes debieron, finalmente, solicitar la renuncia de Cisneros y aceptar la propuesta de nombrar una nueva junta.

 

Primera Junta

 

Medalla de los hombres de la "Primera Junta" acuñada en ocasión de los festejos del Primer Centenario (1810-1910)

 

Cornelio Saavedra fue el presidente. Lo secundaron Mariano Moreno, Juan José Paso, Manuel Alberti, Miguel Azcuénaga, Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Juan Larrea y Domingo Matheu.

En el Acta de la Primera Junta no se proclamó la independencia formal porque, en ella, se expresaba fidelidad al rey Fernando VII y "guardar puntualmente las leyes del reino”. Esto fue considerado como una estrategia que se llamó la "máscara de Fernando". Pocos días después, la Junta dictó su propio reglamento, pidió a las ciudades del interior que designaran a sus representantes, quienes debían incorporarse a la estructura recién creada, y se organizó el Ejército Argentino a partir de las diferentes fuerzas existentes en la capital y en otras regiones del país.

Empezaba a tomar forma, entonces, el Primer Gobierno Patrio.

 

Consecuencias de la Revolución

 

La Junta fundó un periódico, la "Gazeta de Buenos Ayres", para comunicar su obra de gobierno y sus ideas, editado por Mariano Moreno

 

Una de las consecuencias más importantes de la Revolución de Mayo fue el cambio de la relación entre el pueblo y los gobernantes. El concepto del “bien común” dio paso al de la “soberanía popular” que sostenía que, en ausencia de las autoridades legítimas, el pueblo tenía derecho a designar a sus propios gobernantes.

Otra consecuencia fue la disgregación de los territorios que correspondían al Virreinato del Río de la Plata en varios territorios diferentes. La mayor parte de las ciudades que lo componían tenían poblaciones, producciones, mentalidades, contextos e intereses diferentes entre sí y se mantenían unidos gracias a la autoridad del gobierno español. Al desaparecer el virreinato, Montevideo, Paraguay y el Alto Perú comenzaron a distanciarse de Buenos Aires.

19 de mayo del 2019
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas