BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

7 de Abril: Día Mundial de la Salud

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

En esta fecha, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se intenta concientizar a la sociedad promoviendo prácticas que permitan a las personas alcanzar una vida lo más saludable posible.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es una institución internacional que promueve la salud física y mental y hace hincapié en la necesidad de que todos los países establezcan sistemas que tengan, como fin, ayudar a prevenirla, conservarla o restituirla, comprometiéndose por mejorar sus sistemas y aumentar las inversiones en salud pública. Fue creada por las Naciones Unidas en 1948.

 

 

Cada año, para celebrar el Día Mundial de la Salud, la OMS resalta aspectos de la salud pública de interés mundial y se llevan a cabo, en todo el mundo, actividades y eventos para reflexionar sobre las carencias, necesidades y avances que ha habido.

El objetivo de este día mundial es reclamar que la salud, que es un derecho de todo ser humano, no se convierta en un privilegio, uniendo a gente movilizada de todo el mundo para lograr un mayor reconocimiento de esta problemática en la sociedad y en los gobiernos.

 

Cuidarla es la mayor prioridad

 

Según la definición elaborada por la OMS, “la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. De este modo, más allá de patologías, la salud abarca diversos factores que intervienen en la calidad de vida de cada uno.

 

 

Una persona sana disfruta de una vida plena y feliz en todos los niveles. Esto se consigue a partir de variadas acciones sostenidas en el tiempo. Para estar sana, una persona debe:

 

- Seguir una dieta saludable y equilibrada.

- Realizar ejercicio de manera regular.

- Evitar el consumo de sustancias tóxicas o adictivas.

- Realizar las revisiones médicas o controlar posibles complicaciones.

 

 

Cuidar la salud también abarca el aspecto psicológico y las emociones. Tener una actitud positiva ante la vida, entablar relaciones personales sanas y limitar las situaciones de estrés son prácticas que no pueden perderse de vista, ya que nos ayudarán a que nuestra salud mejore.

 

La importancia de una merienda saludable

 

 

Para promover un buen estado de salud, es fundamental que la merienda sea nutritiva, variada y balanceada. Antes era común pensar que el consumo de alimentos entre comidas contribuía al aumento de peso. En la actualidad se ha comprobado que comer tres comidas principales y dos meriendas por día ayuda a mantener un peso sano, el metabolismo activo, regula los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre, evitando que lleguemos con mucho apetito a la siguiente comida, contribuye a que nos sintamos satisfechos por más tiempo y refuerza nuestra alimentación diaria, mediante un aporte adicional de nutrientes y energía.

Así, podemos incorporar alimentos de todos los grupos tales como cereales, frutas, vegetales, lácteos, galletas integrales, vegetales, frutas frescas, frutos secos y licuados.

 

11 de Abril: Día Mundial del Parkinson

 

Esta conmemoración recuerda el nacimiento de James Parkinson, neurólogo británico que, en 1817, describió lo que, en aquel tiempo llamó “parálisis agitante” y que, hoy, conocemos como “Enfermedad de Parkinson”.

 

James Parkinson (1755-1824)

 

Es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce, con el tiempo, a una incapacidad progresiva del movimiento. También desencadena alteraciones en la función cognitiva, en la expresión de las emociones y en la función autónoma. Comienza 10 a 20 años antes del diagnóstico, afecta diversos órganos y progresa en diferentes estadios, por lo que representa un gran desafío para los médicos identificar los síntomas precoces para actuar rápidamente y prevenir su progresión.

Los principales síntomas son temblores (oscilaciones) en reposo, bradicinesia (lentitud en los movimientos), rigidez en extremidades y tronco e inestabilidad de la postura (pérdida del equilibrio).

 

Convivir con la enfermedad

 

Esta enfermedad, para la que no hay cura, afecta, con mayor frecuencia, a personas mayores de 60 años. En el caso de la actividad laboral, el paciente con Parkinson puede conseguir un excelente control de sus síntomas en las etapas iniciales e intermedias de la afección.

Los nuevos medicamentos y terapias han permitido que la gran mayoría realice sus actividades durante años sin que se vea afectado su desempeño. A medida que las limitaciones aparecen, se requiere del trabajo unido del paciente, el médico y el grupo multidisciplinario para conseguir las adaptaciones terapéuticas o sugerencias necesarias en cada caso, según la situación.

 

 

Para ayudar al paciente es necesario entender que es una enfermedad crónica, pero no terminal. Entre las recomendaciones generales que pueden ayudar a una persona con Parkinson, en su día a día, están el salir de su casa -pues necesita moverse-, ocuparla en algo, sin importar la edad, acompañarla haciendo ejercicios todos los días para motivarla, hablarle con mucha frecuencia para que haga el esfuerzo de comunicarse y no pierda la capacidad de hacerlo -ya que los músculos se atrofian-, buscarle actividades mentales, trabajar juegos de estrategia, loterías, rompecabezas o sopas de letras, para que su nivel mental permanezca activo y se sienta útil.

07 de abril del 2019
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas