BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

Actividad física: Una aliada de nuestra salud

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

El Día Mundial de la Actividad Física se celebra cada 6 de abril para promover los beneficios del ejercicio y la toma de conciencia acerca de los peligros del sedentarismo.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. Incluye las actividades realizadas al trabajar, jugar, las tareas domésticas y las actividades recreativas. No debe confundirse con “ejercicio”, una subcategoría de la actividad física que tiene, como objetivo, mejorar o mantener uno o más componentes del estado físico.

 

Nos beneficia en varios aspectos

 

La actividad física regular y en niveles adecuados mejora el estado muscular y cardiorrespiratorio, la salud ósea y funcional, reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y colon, depresión, reduce el riesgo de caídas y de fracturas vertebrales o de cadera y es fundamental para el equilibrio energético y el control de peso.

 

 

Los beneficios psicológicos también son numerosos. Mejora el estado de ánimo y disminuye el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión, aumenta la autoestima y proporciona bienestar psicológico, ya que se produce liberación de endorfinas que favorecen el “sentirse bien” después del ejercicio, aumenta y fortalece la autoconfianza, mejora la imagen de uno mismo contribuyendo al establecimiento de una relación positiva con el propio cuerpo y mejora la calidad del sueño, disminuyendo el insomnio.

 

 

A nivel social, aumenta la autonomía y la integración, interviene en la prevención, control y abandono de comportamientos perjudiciales para la salud y ayuda a desarrollar un estilo de vida basado en el compromiso, la perseverancia, el optimismo y la cooperación. Según la OMS, el 60 por ciento de la población no cumple con la recomendación mínima de realizar 30 minutos diarios de actividad física.

 

¿Cómo contribuye el ejercicio en nuestro bienestar?

 

Ante todo, se debe evitar el comportamiento sedentario que es, en sí mismo, un factor de riesgo cardiovascular. La OMS recomienda tiempo y tipos de ejercicios, de acuerdo con la edad.

 

 

Jóvenes (5 a 17 años). 60 minutos diarios, como mínimo, en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa. Actividad física, en su mayor parte, aeróbica, y ejercicios para reforzar la musculatura.

 

 

Adultos (18 a 64 años). 150 minutos semanales de actividad física aeróbica, de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física aeróbica más intensa, o una combinación equivalente de actividades moderadas y más intensas (actividad aeróbica en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.). Para obtener aún mayores beneficios para la salud, se puede aumentar hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente. Además, dos veces o más por semana, en actividades para fortalecer los grandes grupos musculares.

 

 

Personas mayores (más de 65 años). 150 minutos semanales para realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física más intensa aeróbica durante 75 minutos (en sesiones de 10 minutos, como mínimo) o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas. Para obtener mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades pueden dedicar hasta 300 minutos semanales a la práctica de actividad física moderada aeróbica, o 150 minutos semanales de actividad física aeróbica más intensa, o una combinación. Además, realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana y, si el estado de salud no lo permite, mantenerse físicamente activo, en la medida de lo posible.

 

Alimentación sana y actividad física, la pareja perfecta

 

Los dos principales factores que intervienen en el estado de salud de una persona son las características genéticas y el estilo de vida. La mayor parte de las enfermedades tienen una base genética, pero el estilo de vida es el factor que determina qué patología puede desarrollar en el transcurso de los años. Las conductas que representan un peligro para la conservación de la salud se consideran factores de riesgo. Dos de los principales son el sedentarismo y la alimentación inadecuada.

Las personas físicamente activas disfrutan de una mayor calidad de vida porque padecen menos limitaciones. Mejorando nuestro estilo de vida, se reducen los riesgos de enfermedades cardiovasculares y cáncer, las principales causas de mortalidad en la humanidad.

 

 

La alimentación previa a la actividad física debe basarse en alimentos ricos en hidratos de carbono y bajos en grasas y proteínas. Esto impedirá retardar el vaciamiento gástrico, desviar el flujo sanguíneo de los músculos al estómago y evitar malestar estomacal.

 

Reducir el sedentarismo

 

 

En menores de 5 años, es aconsejable reducir los periodos sedentarios prolongados, minimizar el tiempo que pasan sentados y limitar el uso de pantallas. De 5 a 17 años, aumentar el transporte activo como, por ejemplo, andar en bicicleta, y las actividades al aire libre. A su vez, el tiempo dedicado a pantallas con fines recreativos debe reducirse a menos de 2 horas por día.

 

 

En los adultos, lo ideal es limitar los periodos en que se permanece sentado a menos de dos horas seguidas, haciendo descansos activos con estiramientos o breves paseos. También, fomentar el transporte activo y limitar el tiempo de pantallas recreativas.

04 de abril del 2020
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas