BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

Adaptaciones de los seres vivos al medio ambiente: Conquistando el propio espacio

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

Todos los seres vivos experimentaron y experimentan procesos evolutivos que les permiten adaptaciones biológicas al medio ambiente. Estas adaptaciones pueden ser morfológicas, morfofuncionales, fisiológicas o conductuales.

 

Adaptaciones morfológicas de color y forma: camuflaje y mimetismo

 

Son los cambios que presentan los organismos en su estructura externa y que le permiten confundirse con el medio, imitar formas, colores de animales más peligrosos o contar con estructuras que permitan una mejor adaptación al medio. Los dos principales ejemplos son el camuflaje y el mimetismo, ocasionados por los cambios del ambiente o de hábitat.

 

 

El camuflaje es el mecanismo que permite a los organismos hacerse poco visibles para sus depredadores o sus presas ya que, de otra forma, serian detectados pues, cuando la forma o color del organismo es similar al medio donde vive, se confunden, fácilmente, con él. Por ejemplo, el camaleón tiene la capacidad de adoptar el tono exacto del entorno, ya sea el verde de las hojas o el marrón del tronco de un árbol. Así, no lo detectan hasta que es demasiado tarde para escapar y sus predadores no se percatan de su existencia. Regula su temperatura corporal y adopta un tono más oscuro para absorber más luz y calor y cambia a una tonalidad más clara para reflejarla y enfriarse. Su coloración en tonalidades estridentes aparece antes de entrar en combate contra su oponente y son más vivos sus colores cuando más se irritan. También cambian de color para atraer o repeler a sus potenciales parejas. Todos estas adaptaciones son posibles gracias a unas células cutáneas especiales que contienen una amplia gama de pigmentos (cromatóforos, situados en la capa más externa, de colores amarillo y rojo; los guanóforos, situados bajo los cromatóforos, que contienen la guanina, una sustancia cristalina e incolora que refleja el color azul de la luz incidente y los melanóforos, situados aún más abajo y que contienen melanina, un pigmento oscuro que regula el brillo). Merced a las hormonas que segrega su organismo, todas estas células pigmentarias pueden regular su distribución, dando lugar a los diferentes colores, a su brillo y tonalidad.

El mimetismo es un fenómeno que consiste en que un organismo se parezca a otro con el que no guarda relación para obtener alguna ventaja funcional. Se puede entender como la semejanza en apariencia que desarrollan algunos organismos inofensivos para parecerse a otros que son peligrosos o desagradables. El insecto hoja gigante suele mantenerse inmóvil durante mucho tiempo y habita los bosques tropicales de Malasia. Lo curioso de esta especie es que solo existen hembras y ponen huevos sin fertilizar desde los que nacen nuevas hembras.

 

Adaptaciones morfofuncionales

 

En los animales, la diversidad de estas adaptaciones es grande y pueden relacionarse con los mecanismos que les permiten tolerar las condiciones del medio, las formas de obtener alimento, los modos de locomoción o con la reproducción.

 

 

Por ejemplo, los peces poseen branquias (láminas rojas y muy vascularizadas) para tomar el oxígeno disuelto en el agua. La forma hidrodinámica del cuerpo y las aletas (transformaciones de los miembros superiores e inferiores) les permiten adaptarse en su medio acuático.

 

 

En algunos casos, el aparato bucal es utilizado específicamente en algunas formas de obtener el alimento, por ejemplo, en picar y succionar, como el de los mosquitos y los pulgones o en lamer, como en el caso de las abejas, entre otras. Adaptaciones semejantes se presentan en las piezas dentales de los mamíferos, cuya forma y resistencia dependen, en general, de la dieta de la especie.

En los vegetales, el tamaño reducido de las hojas de algunas especies de plantas es una adaptación relacionada con minimizar la pérdida de agua en ambientes desérticos, como el caso del tamarugo. Las plantas con grandes hojas, como algunas especies de helechos, están asociadas a ambientes con poca luz, debido a que se dan en el piso de los bosques o pequeños claros, donde tener hojas de gran tamaño ayuda a capturar los escasos rayos de luz que se filtran a través del follaje arbustivo. Las adaptaciones morfológicas más significativas se pueden observar en las flores. Su gran diversidad está estrechamente ligada a los mecanismos de reproducción de cada especie, algunas de las cuales se encuentran relacionadas con diferentes polinizadores, como aves o insectos.

 

Adaptaciones fisiológicas: hibernación y estivación

 

Son aquellas que guardan relación con el metabolismo y funcionamiento interno de diferentes órganos o partes del individuo, es decir, representan un cambio en el funcionamiento de su organismo para resolver algún problema que se les presenta en el ambiente.

 

 

La hibernación es un estado de hipotermia (disminución de la temperatura corporal) regulada durante algunos días o semanas, que permite a los animales conservar su energía durante el invierno. Es el ejemplo más claro de la adaptación fisiológica ya que es un estado de latencia o somnolencia que, como consecuencia, reduce las funciones metabólicas. Por ejemplo, hibernan los osos, los murciélagos, las ardillas, las marmotas y las cigüeñas, entre otros.

 

 

La estivación, al igual que la hibernación, es un estado de somnolencia que presentan algunos organismos como consecuencia de la reducción de sus funciones metabólicas durante la estación cálida, en regiones como el desierto. Los animales, generalmente, se entierran en madrigueras de barro húmedo con el que se rodean, formando como una especie de capullo que los protege de la deshidratación y las altas temperaturas. Al enterrarse crean microambientes muy diferentes del exterior, llegando a no tener variaciones diarias de temperatura. Entre los animales que se entierran encontramos a los peces pulmonados, los anfibios y los reptiles.

 

Adaptaciones conductuales: migración y cortejo

 

Son aquellas que implican alguna modificación en el comportamiento de los organismos por diferentes causas como asegurar la reproducción, buscar alimento, defenderse de sus depredadores o trasladarse, periódicamente, de un ambiente a otro, cuando las condiciones ambientales son desfavorables para asegurar su sobrevivencia.

 

 

La migración es el movimiento periódico de salida y regreso a un área determinada que llevan a cabo algunas especies para buscar alimento, pareja o cuando las condiciones climatológicas hacen difícil la supervivencia. Para ello, se organizan en grupos con el fin de protegerse, pues muchos depredadores no se atreven a atacar a sus presas cuando éstas se encuentran agrupadas.

 

 

El cortejo es una serie de exhibiciones que realiza el macho para atraer a la hembra, con lo cual se facilita el encuentro de la pareja. En los mamíferos están mucho menos desarrolladas que en las aves, donde suelen ser muy espectaculares, predominando los despliegues de las alas de diversos colores, los cantos y las danzas.

09 de septiembre del 2018
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas