BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

El sentido del gusto: Sabores y sensaciones

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

Este sentido registra el sabor e identifica determinadas sustancias en la saliva. Lo integran la boca, las papilas gustativas, la lengua y el paladar.

 

El sentido del gusto se localiza en la cavidad bucal, específicamente en la lengua, y está estrechamente relacionado con el olfato. A través de las papilas gustativas, situadas en el dorso, se reconocen y perciben sabores. Éstos constituyen la sensación que produce un alimento al entrar en contacto con la lengua. De esta forma, el ser humano es capaz de distinguir y seleccionar entre aquellos que son y no, de su agrado y de recordar estas impresiones, y esto se conoce como memoria sensorial. De este modo, a partir de la distinción de alimentos y bebidas, se establece un criterio personal.

 

La lengua

 

 

En su superficie se encuentran las papilas gustativas, las cuales están encapsuladas en las células sustentaculares y le dan un aspecto rugoso. Para que las papilas sean estimuladas, las sustancias deben diluirse en la saliva y, así, penetrar en los poros de estas células. Se han establecido sabores básicos a la hora de clasificar estas sustancias: agrio o  ácido (se percibe en los laterales de la lengua), dulce (se percibe en la punta), amargo (se percibe en la parte posterior), y salado (se percibe en toda la lengua). Una persona puede percibir cientos o miles de sabores diferentes que, en realidad, son las combinaciones de estas categorías.

 

¿Cuál es el sabor umami?

 

 

Umami es el sabor más difícil de describir e incluso es completamente desconocido para muchas personas. Sin embargo, hay muchos alimentos que lo contienen. El término fue elegido por Kikunae Ikeda para referirse a los alimentos cuando tienen un sabor delicioso y pronunciado o intenso. Un producto que es, prácticamente, umami puro, es el ajinomoto o glutamato monosódico. Otro ejemplo lo encontramos tanto en el tomate, el jamón o el queso, que tienen como característica que, más allá de su propio sabor, consiguen potenciar el sabor individual de los demás ingredientes utilizados en una preparación.

 

¿Cómo se clasifican las papilas?

 

 

Filiformes. Se encuentran en mayor número, son las más pequeñas y poseen sus extremos delgados.

Fungiformes. Aparecen aisladas, distribuidas regularmente entre las filiformes y su forma se asemeja a la de un hongo.

Caliciformes. En el ser humano se encuentran, generalmente, en número de ocho a doce, en hilera frente a las ramas divergentes de la “V” lingual, son las más grandes y aparecen como depresiones.

Foliadas. Están ubicadas hacia atrás, en los bordes de la lengua, una a cada lado.

Las papilas contienen en su interior quimiorreceptores, los corpúsculos o botones gustativos. Estos son estructuras ovaladas que, en su vértice superior, poseen un poro, el poro gustativo. Están formados por dos tipos de células, las de sostén y las sensitivas.

 

Otros órganos que componen el sentido del gusto

 

 

El sentido del gusto también está compuesto por la boca y las glándulas salivales.

La boca es un orificio a través del cual se ingiere el alimento. Está formada por la cavidad  bucal, entre los labios y mejillas y el frontal de los dientes, y la cavidad oral, entre la parte interior de los dientes y la faringe.

La boca se encuentra rodeada por unos pliegues de la piel, llamados labios. Dentro de esta se encuentran los dientes, cuya función es cortar, trozar y triturar los alimentos. En ella también encontramos la lengua, con gran cantidad de papilas gustativas.

En la cavidad bucal desembocan las glándulas salivales que secretan la saliva, que actúa como lubricante y destruye las bacterias ingeridas en los alimentos.

 

¿Cómo percibimos los sabores?

 

 

Lo hacemos a través del contacto de sustancias químicas solubles con la lengua. El paladar también interviene en ello, así como el epitelio de la faringe y la epiglotis. Las moléculas del alimento se disuelven en la saliva para poder penetrar en la papila y entrar en contacto con los receptores que están unidos al cerebro. El cerebro interpreta las señales de los receptores permitiendo sentir los sabores.

 

Enfermedades del gusto

 

 

La ageusia es la pérdida o la reducción del sentido del gusto a causa de enfermedades de la lengua. La disgeusia es una enfermedad que nos hace confundir los sabores de los alimentos y bebidas. La hipogeusia se relaciona a la pobre capacidad de degustar sabores básicos y, comúnmente, se conoce como la pérdida del sentido del gusto. La percepción fantasma del gusto es un sabor en la boca persistente y desagradable, a pesar de que no se tiene nada en ella. El síndrome de la boca ardiente es un problema en el cual la persona experimenta una sensación dolorosa de ardor en la boca. Ante cualquier duda, siempre se debe hacer una consulta médica.

26 de mayo del 2019
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas