BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

José de San Martín: Un padre ejemplar

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

El 24 de agosto, a través de la Ley Provincial Nº 5131, es el "Día del Padre" en Mendoza, en homenaje al nacimiento de la hija de María de los Remedios Escalada y José de San Martín.

 

Mercedes Tomasa nació el 24 de agosto de 1816 en una casa ubicada en la actual calle Corrientes 343, a dos cuadras de la plaza principal de la ciudad de Mendoza, hoy conocida como “Pedro del Castillo”. Su bautismo fue durante una ceremonia sencilla, apadrinada por José Antonio Álvarez de Condarco y Josefa Álvarez.

Distintos testimonios y documentos aseguran que San Martín demostró una constante preocupación por la salud y situación económica de Remedios y Merceditas durante la campaña militar en Chile y Perú. Pronto, la tragedia entristecería a la familia.

 

En 2015 se encontraron restos del piso de la casa que habitó San Martín con su esposa y su hija. Hoy allí funciona el Museo de Sitio y Centro de Interpretación Casa de San Martín.

 

Una pérdida irreparable

 

Remedios de Escalada

 

El 2 de agosto de 1823, Remedios de Escalada falleció en Buenos Aires. Merceditas quedó al cuidado de su abuela materna, quien fue su único consuelo. En diciembre de ese año, el Libertador se reencontró con una niña dulce y cariñosa, pero, según sus palabras, muy mimada por su abuela. Allí empezó su obra para cultivar su carácter y partieron a Europa.

 

Europa, los aprendizajes y las máximas

 

El museo Casa del General José de San Martín se encuentra ubicado en la calle de la Grande Rue número 113 de la ciudad de Boulogne-Sur-Mer.

 

En Europa, Merceditas estudió en Londres, en el Hampstead College, donde se destacó en dibujo y música. Luego viajaron un tiempo a Bélgica y, finalmente, se radicaron en Francia.

La gran preocupación de su padre se centraba en su formación espiritual, intelectual y física, principios que se manifestaron en las máximas redactadas en 1825, un avanzado proyecto educativo integral que pretendía que su hija comprendiera, lentamente y con firmeza, cada acción con sus semejantes y con el mundo que la rodeaba.

En estos consejos, escritos de su puño y letra, San Martín priorizó los valores del amor, del respeto, de la verdad y la confianza, de la dulzura y la solidaridad, del cuidado personal, del culto por la amistad y del comportamiento, además de destacar el patriotismo y la Libertad como ejes para una vida plena y feliz:

 

- Humanizar el carácter y hacerlo sensible aún con los insectos que nos perjudican.

- Inspirarla amor a la verdad y odio a la mentira.

- Inspirarla gran Confianza y Amistad pero uniendo el respeto.

- Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.

- Respeto sobre la propiedad ajena.

- Acostumbrarla a guardar un secreto.

- Inspirarla sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.

- Dulzura con los criados, pobres y viejos.

- Que hable poco y lo preciso.

- Acostumbrarla a estar formal en la mesa.

- Amor al aseo y desprecio al lujo.

- Inspirarla amor por la Patria y por la Libertad.

 

El abuelo prócer

 

 

Mercedes se casó con Mariano Balcarce el 13 de diciembre de 1832 y llegaron, luego, dos nietas para un feliz San Martín convertido en orgulloso abuelo: María Mercedes, que nació en Buenos Aires, y Josefa, en Grand-Bourg, Francia.

En sus últimos años, el Libertador reconoció que había sido retribuido por Mercedes en todo su esfuerzo y cariño y colmadas sus esperanzas. Al redactar su testamento, expresó: "Aunque es verdad que todos mis anhelos no han tenido otro objeto que el bien de mi hija amada, debo confesar que la honrada conducta de ésta y el constante cariño que siempre me ha manifestado, han recompensado con usura todos mis esmeros, haciendo mi vejez feliz".

El 17 de agosto de 1850, a las 15, San Martín dejó de existir. Fue enterrado en Boulogne-sur-Mer. Aunque su deseo era descansar en Buenos Aires, recién en 1880, el presidente Nicolás Avellaneda recibió sus restos, que fueron ubicados en el mausoleo de la Capilla de Nuestra Señora de la Paz, en el interior de la Catedral Metropolitana de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Día del Padre con sello sanmartiniano

 

“El abuelo inmortal”, escultura de Ángel Eusebio Ibarra García (Buenos Aires)

 

En 1953, la docente mendocina Lucía Zuloaga de García Sada presentó a la Dirección General de Escuelas una iniciativa para declarar al 24 de agosto como Día del Padre, en honor a José de San Martín. A partir de su aprobación, esta fecha se incluyó en el calendario escolar. Tres años después se llevó la propuesta al Consejo de Educación de la Nación para formar parte de una conmemoración del Calendario Escolar de todo el país.

15 de agosto del 2020
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas