BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

22 de Marzo: Día Mundial del Agua

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

Fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en 1992, con el objetivo de recordar a todas las personas que trabajan para hacer llegar al mundo el agua potable y concientizar sobre su importancia y los problemas que ocasiona su falta.

 

¿Por qué es tan importante?

 

Aunque es un recurso natural indispensable para la vida, muchos países del mundo sufren la falta de este vital líquido. Su buen uso es una obligación que nos corresponde a todos, por lo que es necesario actuar de manera consciente y cuidarla, utilizándola de manera limpia y libre de contaminación, lo cual redundará en la protección de nuestro planeta. Sólo el 0,007 por ciento del agua existente en la Tierra es potable, y esa cantidad se reduce, año tras año, debido a la contaminación.

 

 

¿Qué es el derecho humano al agua?

 

En 2010, las Naciones Unidas reconocieron que el derecho al agua potable y el saneamiento son derechos humanos esenciales para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos. Por derecho humano al agua se entiende el derecho de toda persona, sin discriminación, a disponer de agua suficiente, segura, aceptable, accesible y asequible para uso personal y doméstico, y comprende el agua para el consumo, el saneamiento, la preparación de alimentos y la higiene personal y doméstica.

La degradación del medio ambiente, el cambio climático, el crecimiento demográfico, los flujos de migración y los desplazamientos forzosos también pueden perjudicar desproporcionadamente, su acceso.

 

¿Qué significa la expresión “agua potable”?

 

 

Se refiere al servicio de abastecimiento de agua gestionado de manera segura, es decir, agua a la que puede accederse en las viviendas, cuando se la necesita, y que no está contaminada.

 

Somos agua

 

 

El cuerpo humano contiene, en promedio, unos 37 litros de agua, lo que equivale al 60 por ciento de la masa corporal de un adulto. El 75 por ciento del cerebro es agua. Los huesos, un 25 por ciento y la sangre, un 83 por ciento. Una persona puede sobrevivir un mes sin alimentarse, pero sólo siete días, como máximo, sin beber agua.

 

 

Para vivir saludablemente, una persona debe consumir dos litros de agua por día. Así, habrá bebido, a lo largo de su vida, más de 75 mil litros. No toda el agua que se consume diariamente se bebe. Casi todos los alimentos aportan un porcentaje al organismo. Así como el agua regula la temperatura del planeta, también regula la del cuerpo humano. Por eso, es necesario beber grandes cantidades cuando se tiene fiebre. Beberla en exceso y muy rápidamente puede provocar una intoxicación, ya que diluye los niveles de sodio en la sangre y provoca un desequilibrio en el nivel de agua del cerebro.

 

Un uso responsable

 

 

Cuando nos lavamos las manos, la cara o los dientes debemos evitar que el agua corra y volver a abrir la canilla para enjugarnos. Este consejo también vale para el lavado de platos. En la ducha y el baño se concentra el 30 por ciento del consumo general de una vivienda. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar duchas rápidas de cinco minutos como máximo, ya que este tiempo sería más que suficiente para cuidar nuestra higiene en forma diaria.

 

 

El agua del enjuague del lavarropas puede ser usada en la limpieza del hogar. Para ahorrar agua en la limpieza de un auto, lo mejor es utilizar balde y sería óptimo hacerlo con agua de lluvia. De lo contrario, utilizar la manguera insume 120 litros y, si la dejamos abierta en todo el proceso derrocha, aproximadamente, 700 litros por hora.

 

Para pensar

 

 

- Existen más de 70 mil sustancias conocidas que la contaminan. Las reservas de agua subterráneas abastecen al 80 por ciento de la población mundial. El 4 por ciento ya está contaminado. Las principales fuentes de contaminación están asociadas con la actividad industrial. Cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas. Para diluirla, se utilizan 6.000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce. Con sólo cuatro litros de nafta se puede contaminar hasta 2,8 millones de litros de agua.

 

 

- De los 2.100 millones de personas que siguen sin servicios de agua potable gestionados de forma segura, 838 millones no tienen acceso ni a servicios básicos.

- 3 de cada 10 personas carecen de acceso a servicios de agua potable seguros.

- La escasez de agua afecta a más del 40 por ciento de la población mundial y se prevé que este porcentaje aumente.

- Las mujeres y las niñas son las encargadas de recolectar agua en el 80 por ciento de los hogares sin acceso a agua corriente.

 

 

El agua es un derecho humano de toda persona, sea quien sea y esté donde esté. El acceso al agua es uno de los puntales de la salud pública y, por lo tanto, decisivo para lograr el desarrollo sostenible y construir un mundo estable y próspero.

14 de marzo del 2020
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas