BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

5 de Mayo: Día Internacional de la Enfermedad Celíaca

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

La fecha busca concientizar e informar sobre esta afección que, no siempre, cuenta con un diagnóstico certero.

 

¿Qué es?

 

La enfermedad celíaca es la intolerancia permanente a un conjunto de proteínas que están presentes en cuatro cereales (trigo, avena, cebada y centeno) mediada inmunológicamente en personas genéticamente predispuestas y se presenta, mayoritariamente, en mujeres. Puede aparecer en cualquier momento de la vida, desde la lactancia hasta la tercera edad, con diferentes manifestaciones.

 

Síntomas

 

 

Se presenta a través de factores disparadores como el embarazo y el puerperio, en la mujer, cirugías abdominales de importancia y diarrea de cualquier origen, entre otros. Como muchas de las enfermedades autoinmunes, tiene como escenario una compleja interrelación entre factores genéticos y ambientales.

Solo un 30 por ciento de quienes tienen la afección son sintomáticos clásicos (con síntomas), quienes presentan distensión abdominal y dolor abdominal. El 70 por ciento restante presenta, por una parte, síntomas extradigestivos no relacionados con la enfermedad como, por ejemplo, caries, trastornos nutricionales, aftas, osteoporosis, cefaleas, neuralgias, alteraciones de la memoria, irritabilidad, depresión, entre otros., y no tienen un diagnóstico real acerca de esta afección. Por otro lado, dentro de este porcentaje también están quienes se consideran asintomáticos, es decir que tienen familiares directos con celiaquía y quienes tienen otras enfermedades que se suelen asociar con ésta (síndrome de Down, insulinodependencia, hipotiroidismo, lupus, dermatitis, entre otras).

 

Diagnóstico

 

 

El primer paso consiste en la consulta al médico, quien evaluará los síntomas y pedirá, como primer estudio, un análisis de sangre con el dosaje de anticuerpos específicos. También solicitará una videoendoscopía digestiva alta con biopsia de intestino, que confirmará el resultado, poniendo en evidencia una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino delgado (que dificulta la absorción de nutrientes). Este fenómeno produce el cuadro de malabsorción. El diagnóstico temprano es importante para evitar que la condición de salud de la persona empeore y que aparezcan nuevas afecciones.

 

 

El tratamiento se basa en una dieta estricta, de por vida, y libre de gluten. Esto quiere decir que se deberá llevar un plan de alimentación sin harinas de trigo, avena, cebada y centeno, además de aquellos productos que puedan contener la proteína, como son muchos de los alimentos industrializados.

 

Alimentación

Los productos libres de gluten tienen este logotipo, que asegura que personas con celiaquía los puedan consumir tranquilamente.

 

 

Cierto tipo de alimentos contienen gluten y está prohibido su consumo para celíacos. Hay otro grupo de alimentos que se pueden ingerir sin ningún problema.

Alimentos que contienen gluten (prohibidos para celíacos). Pan y harinas de trigo, cebada, centeno y avena, galletas, bizcochos, magdalenas, pastelería en general, pastas italianas (tallarines, pizza), pastas de sopa, sémola de trigo, productos manufacturados en cuya composición se incluya cualquiera de las harinas citadas y, en general, cualquier tipo de comida, preparada o manufacturada, si el fabricante o comerciante no especifica que “no contiene gluten”, leches malteadas y alimentos malteados, chocolate (excepto si existe declaración expresa del comerciante), bebidas o infusiones preparadas con cereales como la malta y la cerveza.

Alimentos que pueden contener gluten. Embutidos como mortadela, jamón o salchichas, queso fundido o en barra, conservas, patés, dulces, caramelos, turrón, café y té instantáneos.

Alimentos que no contienen gluten (permitidos siempre). Carnes rojas, pollo, pescado y mariscos frescos, huevos, frutas, verduras, hortalizas, alimentos debidamente certificados (leche y derivados lácteos), legumbres, soja, arroz, maíz y tapioca, azúcar, miel, aceite, margarina, sal, pimienta, vinagre, condimentos, levaduras sin gluten, colorantes, café y té natural (no instantáneos), manzanilla, poleo, cedrón y bebidas carbónicas (con gas), etc.

 

Para tener en cuenta

 

 

- La enfermedad celíaca no es contagiosa.

- Puede aparecer en cualquier edad aunque su prevalencia, en el adulto, se estima entre los 33 y 45 años.

- No se puede prevenir. Sin embargo, el diagnóstico precoz y excluir, inmediatamente, el gluten de la dieta, evitan la desnutrición del paciente y previenen la aparición de complicaciones, que pueden llegar a ser tan graves como padecer cáncer intestinal.

- No se cura con la dieta pero, gracias a ella, se controla completamente, consiguiendo la normalización del intestino de la persona que la padece y evita complicaciones a corto y largo plazo. Es importante que la alimentación sea variada y equilibrada para reponer las carencias nutricionales.

- Cuando se coma en un restaurante, es imprescindible advertir la condición de celíaco y preguntar al personal sobre la elaboración del menú.

- La medicación debe ser libre de gluten y estar certificada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

 

 

 

 

 

 

 

Asesoramiento en contenidos:

Dra. Susana Cubillo

Médico de Planta de Medicina Interna del Hospital Central

Docente de Medicina Interna de la UNCUYO

Mendoza

02 de mayo del 2020
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas