BUSCAR
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTubeSíguenos en Instagram

5 de Junio: Día Mundial del Medio Ambiente

Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp

El propósito de este día es inspirar y motivar a las personas para ser agentes activos del desarrollo sostenible y contribuir en la promoción de un cambio de actitud sobre los problemas que afectan a nuestro entorno.

 

Cinco décadas de acción medioambiental

 

En 1972 se celebró en Estocolmo (Suecia) la Conferencia sobre el Medio Humano, el primer gran evento sobre cuestiones relativas al medio ambiente. Ese mismo año, el 15 de diciembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución que designó, al 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, haciendo un pedido a los gobiernos y a las organizaciones del Sistema de las Naciones Unidas para que, en este día, desarrollen actividades que reafirmen su preocupación por la protección y el mejoramiento del medio ambiente.

 

 

Desde la primera celebración, en 1974, este día ha ayudado al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) a concientizar sobre el abordaje de preocupaciones crecientes como la reducción de la capa de ozono, la gestión de productos químicos tóxicos, la desertificación o el calentamiento global. A lo largo de los años, han participado millones de personas para promover el cambio en nuestros hábitos de consumo, así como en las políticas nacionales e internacionales.

 

Un problema preocupante

 

 

Muchos de los ecosistemas están alcanzando su límite de capacidad, llegando a situaciones irreversibles. El crecimiento de la población mundial y su desarrollo económico tienen una clara influencia. Este fenómeno ha causado un gran impacto ambiental, pues ha hecho que las ciudades se expandan hacia las afueras, aumentando la construcción de viviendas, lo que ha llevado a deforestar miles de hectáreas de zonas verdes en las que habitan cientos de especies que debieron replegarse y ubicarse en nuevos territorios en los que, no siempre, hay alimentos, llevándolas a disminuir sus poblaciones. Además, ha aumentado la explotación y el uso excesivo de recursos no renovables con el fin de abastecer las necesidades de los seres humanos.

 

 

Para 2050 se estima que la población mundial alcanzará los 9600 millones. De este modo, se necesitarán tres planetas para mantener el actual nivel de vida y consumo.

 

 

Otro peligro es el tráfico ilegal de especies que busca beneficios millonarios y rápidos, amenazando a primates, felinos, algunas especies de loros y de reptiles, orquídeas y cactus, entre otras de una extensa lista. Industrias cosméticas y farmacéuticas involucran a miles de animales y plantas en sus procesos de investigación o en sus productos y es necesario comprender que las especies viven enlazadas entre sí conformando los ecosistemas de los que depende nuestra vida y representan una obra maestra de la evolución de miles o millones de años.

 

2021: Restauración de Ecosistemas

 

El tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2021 se centra en la restauración de ecosistemas, cuyo cuidado y protección repercute de forma directa en la salud del planeta y sus habitantes.

 

 

Pakistán será el país anfitrión de este importante día. Su elección se debe a su ambicioso proyecto con el que planea plantar 10 mil millones de árboles en cinco años. Se trata de uno de los esfuerzos más ambiciosos en torno de la forestación realizado hasta la fecha. Además, en el marco de celebración de este día, tendrá lugar el lanzamiento del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030, que tiene como objetivo no solo la recuperación de aquellos ecosistemas destruidos o degradados sino, también, el cuidado y protección de aquellos que aún están intactos. Los ecosistemas saludables tienen múltiples beneficios para la vida en la Tierra, desde ayudar a contar con una biodiversidad mucho más rica junto con unos suelos más fértiles y con mayor rendimiento hasta garantizar y mejorar la lucha contra el cambio climático.

 

La importancia de proteger y conservar este patrimonio

 

En la actualidad, los estudios y datos recogidos por la comunidad científica son una evidencia clara del deterioro que ha sufrido el medio ambiente, por lo que, revertir esta situación es esencial. El primer paso es comprender y ser conscientes del problema. Es un error pensar que la protección y conservación del medio ambiente es tarea de aquellas personas que han estudiado o se dedican profesionalmente a esta rama cuando, en realidad, se trata de una tarea que nos atañe a todos. Todos vivimos en el mismo planeta, la Tierra, y, por lo tanto, es responsabilidad de todos cuidar de él. ¿Qué podemos hacer, desde nuestro lugar?

 

 

Ahorro energético. Mantener una actitud responsable a la hora de utilizar aparatos y electrodomésticos, apagando aquellos que se encuentren en desuso, así como los pilotos automáticos, desenchufando cualquier aparato que no estemos utilizando, reemplazando las bombillas convencionales y utilizando la energía del sol para aprovechar tanto su luz como el calor que proyecta.

 

 

Ahorro de agua. Cada gota que desperdiciemos se puede convertir en litros al final del día y en cantidades abrumadoras, a final del mes. Por ejemplo, implementar el riego por goteo en el jardín suministra el agua directamente a las plantas, con un mínimo de consumo.

 

 

Aprovechamiento de los recursos. Hace referencia al aprovechamiento de todos los recursos y materiales que disponemos. Vivimos en una sociedad basada en el consumo, y en muchas ocasiones compramos artículos y productos que, en realidad, no necesitamos.

 

 

Reciclar. Esta acción está relacionada con la anterior ya que, a través de la correcta separación de los residuos, desechos y desperdicios en los contenedores habilitados para cada uno de ellos, podemos ofrecer una nueva vida a nuestra basura. El concepto de las tres R (reducir, reutilizar, reciclar) disminuye nuestro impacto ambiental. Reutilizar aquello que se pueda implica que menos cosas útiles irán a parar a la basura, llenando vertederos y rellenos sanitarios de objetos que pueden ser usados. Reciclar los elementos que sea posible implica que objetos de plástico o vidrio, por ejemplo, podrán volver a ser usados sin tener que fabricarse nuevamente.

 

 

Los próximos diez años serán clave para detener y revertir la degradación ambiental de los ecosistemas del mundo, lo que permitirá mejorar nuestra calidad de vida, ayudar a erradicar la pobreza en el mundo y encaminar a la sociedad hacia un futuro más sostenible.

03 de junio del 2021
Categoría: Para el cole
Comparte en FacebookComparte en TwitterEnviar por WhatsApp
Seguime en Facebook

Últimos Saludos

Giovanni

Hola soy giovanni te ...ver mas

Máximo - Giovanni

Hola, somos Máximo ...ver mas

Abertinita

Hola soy abi !! Teng ...ver mas

gabi

hola amigos muchas g ...ver mas